Navarro insiste que “la única manera de garantizar el acceso a la energía a las familias vulnerables es aprobar el Bono Social que hay sobre la mesa”

Cádiz, 30 de marzo de 2017. El presidente de Eléctrica de Cádiz, David Navarro, ha afirmado hoy que “la única manera de garantizar el acceso a la energía y un consumo mínimo vital a las familias vulnerables es aprobar la propuesta de Bono Social que hay encima de la mesa y en el que ha estado trabajando el tejido asociativo de la ciudad en este último año y medio”.

David Navarro ha explicado que actualmente la propuesta del bono estatal no se puede aplicar en Cádiz “debido a que Eléctrica de Cádiz no es una comercializadora de referencia, por lo que pese a que Endesa, uno de los accionistas de la empresa municipal, paga parte de este bono, no se pueden beneficiar los gaditanos y gaditanas”.

Navarro ha señalado que “actualmente, no se puede poner el bono estatal en marcha porque el Gobierno Central no existe un reglamento para ello” y si “tenemos en cuenta los antecedentes, la alta probabilidad de elecciones y la falta de consenso en esta materia, la reforma del bono social puede retrasarse de manera indefinida”.

A juicio del presidente de Eléctrica de Cádiz, “las familias gaditanas no pueden esperar más”. En esta línea, ha recordado que según los informes presentados, “menos del 4% de los beneficios que obtiene la empresa se emplearían en beneficiar el Bono Social Eléctrico”, una cifra “totalmente asumible  por todas las partes” y que viene a reforzar una vez más, la explicación de que “no pesará en las facturas de los clientes de la empresa municipal”.

“Nuestro compromiso”, ha añadido “con la ciudadanía de Cádiz es aprobar este bono y revisarlo dentro de un año. Si en este tiempo, el Gobierno Central desarrolla el reglamento del bono estatal, “podríamos incluir las mejoras en el nuestro pero lo que no podemos hacer es esperar de forma indefinida”

 

 

 

Cádiz, 30 de marzo de 2017