Carlos Paradas: “El programa Aire de la Junta de Andalucía, más que Aire parece humo”

Cádiz, 25 de junio de 2020. El concejal de Fomento del Ayuntamiento de Cádiz, Carlos Paradas, lamenta la nueva “bravuconada” del portavoz del PP en la ciudad, Juan José Ortiz, con unas declaraciones plagadas de acusaciones e insultos contra el alcalde “con el único objetivo de intentar tapar los errores de la Junta de Andalucía” en su gestión de la lucha contra el desempleo, y ha incidido en que el programa Aire del Gobierno andaluz, “más que Aire parece humo, porque reitera fallos, no se ajusta a la realidad y además tiene una financiación insuficiente”.

Las palabras de Ortiz tuvieron lugar en una rueda de prensa en la que quiso destacar los programas Playa Segura y Aire de la Junta de Andalucía. “La realidad es que el Gobierno andaluz está articulando políticas que son una estafa a los parados de Cádiz, un fiasco, un bluf y una nueva evidencia de que sólo sabe hacer política de mucho artificio y muchos titulares, y de que tras esa pompa y esa apariencia no hay nada”, destaca Carlos Paradas, quien expone que “el señor Ortiz en el fondo lo sabe, pero como es torpe y sigue estrategias de la peor política, se ve a leguas que pretende ocultar la realidad y es muy fácil rebatirlo; tan sólo hay que analizar los hechos”. En este punto, ha pedido a la Junta de Andalucía que “frene o ponga un bozal al señor Ortiz, porque no puede mantenerse esa sarta de mentiras ni las bravuconadas y el estilo que patrocina esta persona”.

Así, el concejal de Fomento ha destacado el “desastre” que fue el procedimiento de contratación de los auxiliares de playa, “con una convocatoria con apenas un día de margen para presentar solicitudes, con una falta de previsión total y fallos en el sistema informático que hicieron más difícil aún la presentación telemática”. En este punto, recalca “un incumplimiento muy doloroso y vergonzoso por parte de la Junta de Andalucía” en este procedimiento, ya que “se ha excluido a las personas con diversidad funcional”. Como sabrán, por ley un porcentaje de las plazas se deberían haber reservado para estas personas, y no se ha hecho porque la Junta de Andalucía ha decidido excluirla y no las ha tenido en cuenta”. “Ha pasado de la ley y las ha discriminado; esto sí que es una estafa total a años de lucha por la igualdad de las personas con diversidad funcional”, ha enfatizado.

Además, ha desvelado que “hace más de un mes” que el Ayuntamiento de Cádiz pidió formalmente una reunión con el delegado de Empleo de la Junta de Andalucía en Cádiz, Alberto Cremades, y que aún no se ha recibido respuesta.

Carlos Paradas explica que desde hace tiempo se viene reclamando al Gobierno andaluz que cumpla dos premisas básicas en los planes de empleo que lanza. “Por un lado, que respete el salario mínimo y ajuste las cantidades que prevé en las convocatorias a esta realidad, porque ya en una convocatoria anterior el incremento del salario mínimo lo tuvimos que afrontar a pulmón los ayuntamientos, que somos las instituciones peor financiadas”, ha relatado, al tiempo que ha detallado otra “regla básica” que debe incluir la Junta de Andalucía en sus programas de empleo, que es “que a las personas que cubren un puesto de trabajo hay que pagarles en función de ese puesto de trabajo, no de una cantidad estipulada libremente sin saber qué criterios y que potencia el agravio comparativo”. “Hay sentencias sobre ello y la Junta de Andalucía parece que aún no se entera”, remarca.

Igualmente, recuerda que “las competencias en empleo las tiene la Junta de Andalucía”, y que por tanto “no se trata de que el Gobierno andaluz ponga una parte de dinero y los ayuntamientos otra, que es lo que está haciendo como si fuera un incentivo a la contratación; la Junta debería pagar el plan de empleo, y que los ayuntamientos le ayudemos en la gestión en función de la naturaleza del mercado de trabajo en la ciudad. Y si no son capaces de ello, que nos dejen libremente sacar nuestros propios planes de empleo”. En esta línea, sostiene que “el hecho de que la Junta  de Andalucía exija a los ayuntamientos que pongan casi el mismo dinero que ella, en una cofinanciación casi al 50% si atendemos a gastos de materiales y demás, cuando los ayuntamientos estamos muchísimo peor financiados es una trampa, una broma macabra, una falta de respeto absoluta y una excusa barata para no asumir desde la Junta de Andalucía las responsabilidades que les toca asumir”.

El edil tampoco comprende por qué el Gobierno andaluz “no ha dado un paso al frente y ha aumentado la inversión en los planes de empleo con todo el dinero que ha recibido del Gobierno central para hacer frente al incremento del desempleo por la crisis del coronavirus”.

“Ese impulso económico no se ve en estos planes. No sé dónde lo estará metiendo la Junta ese dinero, pero en estos programas de empleo desde luego no”, ha aseverado, incidiendo en que el Gobierno andaluz ha faltado a su compromiso de alternar año tras año un plan de empleo con otro de inclusión, toda vez que en 2019 no hubo ni un plan de empleo ni uno de inclusión.

Carlos Paradas ha reseñado el “cinismo” que sobrevuela sobre estas convocatorias, porque los programas de empleo que está lanzando la Junta de Andalucía ahora mismo “tienen los mismos fallos que en convocatorias anteriores cuando gobernaba el PSOE, fallos que en su día fueron duramente criticados por el PP cuando estaba en la oposición y que ahora, desde el gobierno, repite sin pudor ni vergüenza, con una falta de seriedad total”. De hecho, estos errores han provocado que ayuntamientos de distinto color político, también del PP y de Ciudadanos, hayan decidido no acogerse a estos planes. “Es muy sencillo: no es cuestión de ideologías, es cuestión de lógica y de practicidad: las políticas de empleo de la Junta de Andalucía no se adaptan, no se adecuan a la realidad de los ayuntamientos andaluces”, indica.

Cádiz, 25 de junio de 2020