El alcalde defiende unos objetivos de transición energética “que vayan de la mano del acceso a la energía como derecho humano inalienable”

Cádiz, 13 de abril de 2021. El alcalde de Cádiz, José María González, ha participado esta mañana por videoconferencia en las jornadas ‘Reflexiones sobre el futuro de las entidades locales’, organizadas por la Diputación de Barcelona con motivo del 40 aniversario de la creación del servicio de Medio Ambiente de dicha institución.

El regidor ha intervenido en el coloquio ‘Escenarios de futuro que toman forma en el presente’, enmarcado dentro de la conversación ‘Ciudades y pueblos neutros y eficientes’; y ha centrado su elocución en el camino emprendido por la capital gaditana para la promoción de un modelo energético sostenible que apuesta por la eficiencia y el ahorro de energía. En este coloquio también han intervenido Andreas Wolter, alcalde de Colonia y presidente de la Alianza por el Clima; Sergi Campillo Fernández, vicealcalde y concejal de Ecología Urbana; y Éric Recoura, director de Grenoble Ville Ouverte del Ayuntamiento de Grenoble.

González ha iniciado su discurso señalando que las políticas energéticas “tienen que tener siempre un impacto ambiental y social positivos, si no, no valen. O van en la buena dirección para la gente y el planeta o estamos equivocados”. “No podemos seguir entendiendo a la humanidad como una especie aparte, somos naturaleza, somos ecodependientes e interdependientes y las soluciones son necesariamente ecosociales”.

En este sentido, ha resaltado que cada vez más personas, empresas y administraciones “tenemos claro que el actual modelo energético no da más de sí. Es injusto, colonial y excluyente, y tenemos que sumar todas las fuerzas y herramientas posibles para darle la vuelta. Por nosotras y por las que vienen detrás”.

Aunque hay una transición energética en marcha, el alcalde de Cádiz ha lamentado que la energía “sigue en manos de los mismos, que el ritmo de la transición es lento y tortuoso, y que la pobreza energética, lejos de desaparecer sigue creciendo”. Frente a ello, ha abogado por unos objetivos de transición energética “que vayan de la mano de la concepción del acceso a la energía como derecho humano inalienable”. “El acceso a una cantidad de energía suficiente, producida localmente de forma renovable, que sea gestionada por manos públicas y ciudadanas, con una visión democrática y de bien común. Conceptos como democracia energética y soberanía energética son objetivo y guía”. Así, se hacen necesarios, según sus palabras, cambios profundos en las relaciones de poder.

“Aunque Cádiz es una ciudad pequeña del sur de Europa, con una influencia más que limitada, estamos tratando de protagonizar los cambios que queremos ver en el mundo”. Al hilo, ha enunciado algunas líneas de trabajo que el Ayuntamiento de Cádiz tiene en marcha con la empresa municipal de energía, Eléctrica de Cádiz.

Ha señalado la creación de una línea de negocio de autoconsumo, con la idea de poner la energía en manos de la gente: “Desde la propia empresa estamos haciendo estudios de las superficies con potencial de producción, el diseño de los proyectos, la instalación, facilitamos la financiación en unas condiciones bastante ventajosas y hacemos la legalización. Así mismo, hacemos instalaciones de autoconsumo compartido que vinculamos a los clientes de la zona y que no tienen por qué haber participado en la financiación de las plantas. Y estamos gestando dos proyectos muy interesantes de comunidad energética con entidades de la ciudad para el aprovechamiento de las mejores superficies de producción”, ha indicado.

También ha apuntado la puesta en marcha por parte del Ayuntamiento de Cádiz de unas ordenanzas fiscales que suponen un incentivo a la gente o empresas que instalen energías renovables, a través de la bonificación del IBI y del ICÍO.

“Eléctrica de Cádiz pasó a comercializar renovable en 2017 y ahora estamos centrados en implantar el autoconsumo. Hay ya algunas instalaciones compartidas de autoconsumo directo, otras de proximidad a través de la red y tenemos mensajes para que la gente se anime a poner placas en las marquesinas, los autobuses, la televisión pública… tratando de acercar esta posibilidad a la gente, ahora que además de ser una opción ambientalmente necesaria es rentable y sencilla”.

Por otro lado, ha compartido que desde la Concejalía de Transición Energética se está trabajando en la planificación de energía y clima: “El objetivo es reducir a la mitad nuestras emisiones en 10 años, abordando la reducción de consumo energético en cada edificio, en cada servicio municipal”. En este punto, ha señalado que desde que su equipo está al frente del Gobierno municipal “hemos bajado un 15% el consumo eléctrico del Ayuntamiento y un 20% la factura”. “Y en esa línea seguimos trabajando”, ha agregado.

También ha informado sobre la reciente creación de cuatro comisiones para trabajar el Plan de Acción de energía y clima y extender los tentáculos de los compromisos climáticos y de ahorro al resto de agentes sociales de la ciudad. Están implicadas la Universidad de Cádiz, la Autoridad Portuaria, la Diputación, asociaciones de vecinos y vecinas, empresas, todos los partidos políticos y la ciudadanía.

Y ha hablado de los planes de choque contra la pobreza energética diseñados para mejorar el acceso a la energía, así como de la creación de una ayuda con la empresa pública, la Cobertura Energética Anual, que asegura el acceso a una cantidad de energía suficiente durante un año. “Si la familia o persona se mantiene dentro de unos límites de consumo, la factura le sale a pagar cero. Si se pasa, tiene  que pagar la diferencia. Esta ayuda, bastante más ambiciosa que el bono social, está siendo concedida a personas de rentas muy bajas con riesgo de exclusión social”.

Por último, González ha informado sobre el lobby que se está tratando de hacer desde el Consistorio gaditano con diferentes ayuntamientos para que se materialicen los cambios regulatorios necesarios para que el cambio de modelo energético sea una realidad.

Como conclusión, José María González ha defendido que las alternativas que se pongan sobre la mesa pongamos sobre la mesa “deben pasar necesariamente por la producción local de lo que necesitemos, la alimentación, la energía, los productos de primera necesidad, con los recursos que tenemos en los territorios, contaminando lo menos posible y tejiendo lazos de solidaridad y cooperación con el resto de pueblos”. “Se trata de un cambio de paradigma social y económico. No queda otra”, ha finalizado.

La intervención del alcalde se puede consultar en el siguiente enlace: https://youtu.be/Ypg3fMzRnac

 

Cádiz, a 13 de abril de 2021