El Ayuntamiento de Cádiz pone en marcha el programa ‘Radares’ para identificar casos susceptibles de recibir ayuda municipal

Cádiz, 3 de abril de 2020. El Ayuntamiento de Cádiz va a implementar las primeras medidas con las que pondrá en marcha el programa denominado ‘Radares’, que pretende contribuir a identificar en los barrios los casos susceptibles de recibir ayuda para, posteriormente, articular soluciones a esas situaciones.

Esta iniciativa que se va a poner en marcha parte de una propuesta realizada en el seno del Plan Local de Salud que adquiere más sentido en plena crisis del Covid-19. El programa parte de experiencias similares puestas en práctica en otras ciudades y consiste en involucrar a toda la comunidad en la observación y detección de esas necesidades o problemas, y en favorecer e impulsar que todas las personas actúen como radares para identificar las situaciones complicadas que otras personas viven y comunicar esa realidad, a fin de encontrar una respuesta rápida que la mejore desde el ámbito municipal.

En concreto, se va a colocar en distintos lugares de afluencia diaria de público –tiendas de alimentación, farmacias y estancos en la actualidad- cartelería en la que se invite a la comunidad a comunicar situaciones susceptibles de ayuda a un número de teléfono habilitado al efecto. También se trasladará por teléfono, email y redes sociales este número de teléfono e información sobre la campaña a los llamados “agentes clave” (centros de salud y servicios sociales, asociaciones vecinales, colectivos reconocidos y entidades), y a la ciudadanía en general a través de redes sociales y medios de comunicación.

Una vez la campaña se haya difundido entre la población, se irán recabando los casos que se vayan trasladando a los números de teléfono puestos a disposición de la iniciativa, que son el 956 252 000 y el 956 289 301. En este sentido, es conveniente que quienes notifiquen los casos procuren facilitar vías de contacto con una tercera persona que pueda tener acceso a aquella que puedan ser susceptibles de ayuda. Así, y una vez detectados y localizados los casos, voluntarios habilitados establecerán un acercamiento a quienes puedan ser objeto de la ayuda, siempre partiendo de la no intromisión y el respeto absoluto a la libertad del receptor, que tendrá que dar el consentimiento a la intervención que se articule a partir de ese momento.

Sobre los casos de aquellas personas que confirmen la necesidad de ayuda y acepten esta primera intervención se gestionará el caso y se pondrá a disposición de servicios municipales para que, desde este eje, se articulen ayudas de distinto calado y diferente naturaleza.

El programa se dirige no tanto a los potenciales usuarios de servicios como a su entorno, a las vecinas y vecinos, a comerciantes y a gente que sabe de personas que no pueden o no saben dónde acudir para resolver sus problemas. La idea, por tanto, es que ese tejido haga de intermediarios entre los casos descritos y las soluciones que se les puedan aportar, facilitando con su comunicación que las personas que lo necesitan reciban finalmente la ayuda que precisan.

Cádiz, 3 de abril de 2020

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!