“El PP tiene dos opciones, rectificar o seguir estirando una mentira desmontada por la propia judicatura”

Cádiz, 15 de septiembre de 2016. El alcalde de Cádiz, José María González, considera que el Partido Popular “está atrapado en una huida hacia delante”, en relación al anuncio que hizo ayer el portavoz del PP, Ignacio Romaní, de que recurrirán ante la Audiencia Provincial el auto de la jueza que archiva la causa contra el Equipo de Gobierno por injurias en relación a los cortes de agua de Loreto.

El regidor apunta que el Partido Popular tiene dos opciones con respecto a este asunto: “Rectificar o seguir estirando una mentira desmontada por la propia judicatura”. “Y desgraciadamente, parece que han optado por esta segunda opción”.

Lamenta, por tanto, que el Partido Popular “sólo respete a la justicia cuando le da la razón. Igual sólo le gusta la democracia cuando gana”, ha reflexionado el primer edil. “No sé si el señor Romaní está poniendo en duda las decisiones judiciales, porque no critica sólo el auto, sino los razonamientos contenidos en dicho auto en el que se incluyen sentencias del Tribunal Constitucional. No sé si el señor Romaní duda del valor judicial de las sentencias del Constitucional y si el Constitucional sólo les vale cuando lo controlan ellos”.

Y siguiendo con este asunto, ha reconocido que hay una cosa en la que Romaní tiene razón, refiriéndose a la afirmación realizada por el edil popular de que el alcalde de Cádiz ha dicho barbaridades: “Precisamente he dicho las barbaridades que ha cometido el PP a lo largo de estos años, y las vamos a seguir diciendo. Y la de Loreto es una de ellas. No lo digo yo, lo dice un informe de los técnicos de Aguas de Cádiz. Y ahora hasta los tribunales le quitan la razón al Partido Popular”.

Al hilo, González ha aseverado que no es el Equipo de Gobierno el que tiene que dar explicaciones sobre lo ocurrido en el barrio de Loreto con el corte del suministro del agua, sino que son los propios concejales del PP quienes deben hacerlo.

Por último, ha hecho referencia a unas declaraciones del portavoz del PP en las que lamenta el auto de la jueza y lanza, textualmente, la siguiente advertencia: “Si permitimos que esto vaya en esta dirección, mañana vendrán las agresiones”. El alcalde ha reprobado tales palabras: “Las insinuaciones peligrosas del señor Romaní a menudo atraviesan la línea de la decencia. Pretender relacionar una crítica política hacia su gestión sobre Loreto con supuestas agresiones físicas es dar un salto mortal de inmoralidad”. “Con esta serie de declaraciones, el PP demuestra que su único lenguaje es el del chantaje permanente. Y no vamos a ceder”, ha concluido.

Cádiz, a 15 de septiembre de 2016