La Casa de Iberoamérica proyecta dos cortos que retratan la dureza de las migraciones globales

Cádiz, a 30 de abril de 2022. La Sala Colombia de la Casa de Iberoamérica se llenó el pasado jueves, día 28, en la proyección de dos cortometrajes experimentales relacionados con las migraciones. Se trata de ‘Coapán en espera’, de Federico Cuatlacuatl, y ‘Territorios de la Memoria’, codirigida por Antonio Reyes y el propio Cuatlacuatl.

El acto, organizado por la Sociedad Cádiz 2012, contó con la asistencia de numeroso público, entre los que se encontraban personas procedentes de otro país y personal que trabaja con los temas de migración en diferentes colectivos.

‘Coapán en espera’ es un documental que destaca la historia migratoria y la diáspora de una comunidad de Cholula, Puebla (México). La población de San Francisco Coapan comenzó a migrar a Estados Unidos a fines de los años ochenta y principios de los noventa del siglo pasado. Ahora, casi 30 años después de que las primeras personas abandonaron su comunidad natal, la esperanza de regresar a su hogar algún día se refleja en el flujo emocional actual de esta comunidad. Con más de la mitad de la población total viviendo en los Estados Unidos, las tensiones y la incertidumbre se profundizan.

Su director, Federico Cuatlacuatl, nació en Cholula, en el mismo estado de Puebla. Es un artista indígena que actualmente vive y da clases en la Universidad de Virginia (Estados Unidos). Salió de México para reunirse con sus padres en EE.UU y creció como inmigrante indocumentado en el estado de Indiana. Fue a la universidad y se especializó en artes digitales en la Bowling Green, en Ohio. Por ello, basa su obra artística en su propia experiencia y así puede referirse con más conocimiento a los problemas más acuciantes de las personas que no tienen residencia legal.

El otro filme que se exhibió, ‘Territorios de la memoria’ está codirigido por el propio Cuatlacuatl y el gaditano Antonio Reyes. Se trata de un cortometraje experimental de cinco minutos que destaca el aspecto invisible del fenómeno migratorio global. El proyecto da voz a esos que perecieron en el viaje y cuyos nombres e identidades siguen sin registrarse, condenándolos al olvido. Reyes es profesor asociado en la Universidad Washington and Lee, en el estado de Virginia. Su investigación se centra en la relación entre el lenguaje y la sociedad, y la forma en que se entrelazan y moldean unos y otros para crear nuevos significados y realidades. El gaditano está interesado en desarrollar enfoques teóricos interdisciplinarios en los estudios del discurso para decodificar la relación entre el lenguaje y los procesos sociales de poder e ideología.

Tras la proyección de ambas piezas, hubo un diálogo entre los autores y el presidente de la Sociedad Cádiz 2012 (entidad que gestiona la Casa de Iberoamérica), Paco Cano, en el que también participó el público. Allí los autores explicaron que la idea de estos audiovisuales es entender las diferentes historias de los/as migrantes y por qué emprenden la marcha (o la huida). Se habló del colonialismo que ha marginado a las comunidades latinoamericanas, pero también de cómo se configuran las diásporas en el país receptor, de la marginación y de la asimilación de la nueva cultura.

El concejal y presidente de la Sociedad Cádiz 2012, Paco Cano, apunta que las migraciones “no son un problema de actualidad, sino que atraviesan todos los tiempos. Migrar en búsqueda de unas condiciones mejores de vida es consustancial al ser humano. También atraviesa todos los lugares. Los dramas materiales, las carencias, son las mismas; la tragedias humanitarias, personales, también. Y sólo se pueden combatir perdiendo el miedo al otro, conociéndolo, reconociéndolo».

Cádiz, a 30 de abril de 2022