La jornada participativa fija los principales retos para mejorar la salud en la ciudad

Cádiz, 16 de enero de 2019. La jornada participativa del Plan de Salud ha fijado hoy los retos así como sus correspondientes propuestas para elaborar las principales actuaciones que se deben acometer en la ciudad para reducir la brecha de esperanza de vida detectada entre los diferentes barrios de la ciudad.

Durante la inauguración de la jornada a la que han acudido un centenar de personas, el alcalde de Cádiz, José María González, ha defendido el proceso participativo que se ha desarrollado en este plan de salud “donde además de contar con personas expertas sanitarias se ha contado con una amplia representación de agentes sociales, administraciones y personas a título individual que han debatido sobre el estado de salud de la ciudad desde un prima interdisciplinar, donde además de las enfermedades se han valorado por igual, las necesidades de vivienda, de espacios abiertos o el nivel educativo de las ciudades”.

La concejala de Salud, Eva Tubío, ha agradecido a todos los asistentes el trabajo desarrollado. Tubío ha señalado que “ya hemos podido ver cómo se han puesto en marcha iniciativas que surgieron en el grupo motor de La Viña y que son compartidas por el resto de la ciudad como es el programa Bajemos a la Calle”.

Tubío ha explicado que tras el trabajo realizado por el grupo motor de La Viña se constituyeron otros tres grupos motores centrados en el centro y en dos zonas de extramuros que ahora han presentado sus diagnósticos para que podamos priorizar y diseñar actuaciones.

Antonio Vergara, uno de los coordinadores del Plan Local de Salud, ha señalado que “estos diagnósticos han confirmado la brecha de esperanza de vida que existe entre la ciudadanía en función del barrio donde viva por lo que es necesario seguir trabajando para que poco a poco podamos acabar con esta diferencia”.

La jornada ha comenzado con una explicación sobre el proceso participativo desarrollado y una presentación del perfil de salud de la ciudad de Cádiz. Para las dinámicas en grupos se han establecidos diversos equipos centrados en la vivienda, la educación, los problemas sociales, el medio ambiente, la alimentación, el ejercicio físico, las adicciones, la participación, la morbimortalidad y los activos en salud.

En cuanto a la vivienda, las principales preocupaciones son el precio de las mismas, la accesibilidad y la vivienda pública. En el ámbito de la educación, se ha establecido como prioridad el nivel educativo, la desestructuración familiar y los recursos sociales y culturales. En lo social se ha hablado de desempleo, aislamiento social y necesidades básicas mientras que en ámbito sanitario se ha fijado el sobrepeso y obesidad, salud mental y la diabetes.

En lo referente al medio ambiente se ha abordado la necesidad de espacios públicos, la conciencia medioambiental y la limpieza. Sobre la alimentación y actividad física se ha puesto de relieve la necesidad de actuar contra el sedentarismo y favorecer la oferta de actividad física. Sobre adicciones se ha marcado como principal preocupación el consumo de alcohol, la falta de programas, recursos y centros y la patología dual. En el campo de la participación se ha hecho énfasis en la participación comunitaria, las redes de apoyo y el relevo generacional.

La jornada ha terminado con la realización de varias propuestas de acciones para mejorar la situación de la ciudad. Entre ellas figuran una regulación del precio del alquiler de la vivienda y una regulación de los pisos turísticos, la elaboración de un protocolo de acompañamiento para la inclusión de alumnos, mejorar la participación de las familias en los colegios, diseñar un programa de alimentación saludable, o seguir avanzando en la mejora de la accesibilidad de la ciudad.

 

 

Cádiz, 16 de enero de 2019

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!