Las distinciones de Hijo Predilecto e Hijo Adoptivo se entregarán el próximo 15 de febrero en el Palacio de Congresos

Cádiz, 9 de febrero de 2019. El Palacio de Congresos acogerá el próximo 15 de febrero el acto de entrega de las distinciones de Hija Predilecta a Adela del Moral e Hijo Predilecto a Pedro Hidalgo y el de Hijo Adoptivo a Michael Robinson, Pascual Saturio, Isidoro Cárdeno y Hugo Vaca. El cantante Alejandro Sanz, que ha sido reconocido como Hijo Adoptivo, no podrá acudir a este acto, por lo que se organizará un acto en fechas posteriores.

En el mes de diciembre de 2018, el Pleno del Ayuntamiento aprobaba de forma unánime estas candidaturas acordadas en la Comisión de Honores y Distinciones y que pretenden reconocer el trabajo y las aportaciones realizadas a la sociedad gaditana por parte de estas siete personas.

Sobre Adela del Moral, la comisión destacó su vocación pública como concejala y maestra, su trayectoria y su faceta como autora del Carnaval que la llevó a ser la primera autora mujer en la historia del Carnaval de Cádiz. Fue autora de la música del Coro Mixto o Coro de las Niñas desde 1981 hasta 1997, y directora musical desde 1984 hasta 1997. De esta gaditana destacaron que está muy afianzada en la ciudad y, además, ha colaborado transmitiendo su conocimiento sobre la música a muchos niños y niñas de la ciudad.

En cuanto a Pedro Hidalgo Navarro, propietario del famoso establecimiento Casa Hidalgo donde es reconocida la empanada gallega, se ha puesto de relieve los dos principios rectores que centran la idiosincrasia  de su negocio: calidad de los productos y calidad del servicio. Y es que, junto a los turistas y al comprador ocasional, Casa Hidalgo mantiene desde hace medio siglo una clientela fiel que se ha convertido en el principal anunciante de las excelencias del producto allí vendido. A su innegable aptitud profesional se le suma el principal valor de Pedro: el excelente trato que dispensa a su clientela, incluida la extranjera.

De Isidoro Cárdeno resaltaron su dedicación y trabajo en el ramo de la hostelería desde que en 1965, cuando con 15 se años se trasladó a Cádiz desde su pueblo natal, Cumbres Mayores (Huelva). Las abusivas condiciones laborales a las que fue sometido en aquellos primeros años desarrollaron en él una especial sensibilidad hacia el mundo y los derechos de los trabajadores. Así, cuando años después su espíritu emprendedor y esfuerzo personal le posibilitaron abrir sus propios negocios de alimentación y hostelería, lo hizo desde el respeto y el trato más digno a sus numerosos empleados, actualmente más de cuarenta, veintidós de ellos en nuestra ciudad. Es por ello que en el sector de hostelería, y de la empresa en general, cuenta con justa fama de emprendedor, laborioso, recto y honesto profesional. Resaltan su solidaridad  manifestada a través de su colaboración con las ONG locales.

Hugo Alberto Vaca Beccaria, (Córdoba, Argentina 1956) comenzó su carrera como futbolista en el año 1973 jugando para Belgrano de Córdoba, club al que perteneció hasta 1978, año este en el que se trasladó a España para formar parte del plantel del Cádiz CF. Se mantuvo como jugador del Cádiz CF hasta el año 1983. Desde su llegada a la ciudad se estableció como si hubiera pertenecido siempre a Cádiz. Tras finalizar su etapa como futbolista permaneció en la Tacita de Plata hasta que años más tarde empezó a formar parte del organigrama técnico del club, dónde ocupó el puesto de secretario técnico.  Actualmente presenta y dirige el programa Submarino Amarillo en Onda Cádiz Televisión.

En la Comisión de Honores y Distinciones se puso en valor los estrechos lazos que mantiene Michael Robinson con Cádiz y sus innumerables manifestaciones públicas tanto por la ciudad como con Cádiz Club de Fútbol. Fue consejero del club cadista y la Escuela Municipal de Fútbol ha llevado su nombre, y también ha formado parte de la Asociación de los Reyes Magos. Ex jugador de fútbol, cuando termina su carrera deportiva, se dedica a la comunicación en programas de televisión y radio.

Pascual Saturio Nació en 1956 en Malagón (Ciudad Real) y tomó el hábito dominico en 1977. No llegó hasta la capital gaditana hasta 1984, donde desde entonces se ha convertido en uno de  los sacerdotes más populares de Cádiz desde la Iglesia de Santo Domingo.

Cádiz, a 9 de febrero de 2018