El periodo de prueba de la aplicación informática para tener una base de datos de recursos alimentarios finaliza con éxito

 Cádiz, 16 de diciembre de 2017. La concejala de Asuntos Sociales, Ana Fernández, ha informado de que el periodo de prueba de la aplicación para tener una base de datos en la que se recoge la información de las personas en situación de vulnerabilidad y exclusión social que acuden a los distintos colectivos y organismo a recoger alimentos ha finalizado con éxito.

Tras presentar esta iniciativa a los miembros de la Mesa de Ayudas y Recursos pertenecientes al Consejo de Inclusión el pasado mes de julio se inició un periodo para comprobar el funcionamiento de la aplicación y corregir posibles errores con el fin de ofrecer todas las garantías cuando estuviera a pleno rendimiento. Ana Fernández ha señalado que “en una reunión mantenida recientemente con técnicos de las dos principales organizaciones que se hacen cargo del reparto de alimentos (Cruz Roja y Banco de Alimentos) han mostrado su respaldo a esta iniciativa”.

De este modo acordaron dar un plazo hasta junio de 2018 para que las distintas entidades que realizan el reparto de alimentos introduzcan los datos de los beneficiarios en esta aplicación.

La concejala ha recordado que el “uso de esta base de datos nos va a permitir saber si una familia acude a distintos lugares para recoger alimentos y así poder optimizar los recursos y mejorar la atención que se le ofrece. Además, nos permitirá poder hacer estadísticas que se incluirán en los informes de la delegación de Asuntos Sociales”. La concejala ha destacado que “el Ayuntamiento de Cádiz es el primero en desarrollar esta aplicación y ponerla al servicio de las asociaciones”.

Fernández ha explicado que en la ciudad, son muchas las entidades que reparten alimentos “empezando desde el propio Banco de Alimentos que funciona como distribuidor, pasando por asociaciones como Valvanuz, Cruz Roja, Cáritas y las asociaciones de vecinos que en muchos casos son las más cercanas a la ciudadanía en los barrios”. Todas ellas compartirán esta base de datos de tal manera que “a través del DNI del demandante podrán saber si ha acudido ya a alguna asociación para recoger alimentos”.

De este modo, “podremos tener un mayor control que nos permitirá saber qué cantidad se reparte a cada familia y así poder reorganizarnos en función de la situación”.

 

      Cádiz, 16 de diciembre de 2017