Avanzan los trabajos del centro de baja exigencia para personas sin hogar

Cádiz, 19 de mayo de 2018. El alcalde de Cádiz, José María González,  ha visitado esta semana el desarrollo de los trabajos del centro de baja exigencia para personas sin hogar ubicado en la calle Garaicoechea  que tiene como objetivo “ser una herramienta más que se adapte a las necesidades de este colectivo y que nos permita avanzar en la línea de la inclusión social”. El alcalde ha acudido acompañado de la concejala de Servicios Sociales, Ana Fernández, el concejal de Urbanismo, Martín Vila, y técnicos municipales.

José María González ha destacado “los avances dados para abordar la situación de las personas sin hogar desde el Ayuntamiento de Cádiz y que dan un gran paso con la construcción de este centro, cuyas normas, más flexibles, permitirán dar respuesta a las personas que no acuden al albergue por no poder cumplir con el reglamento como por ejemplo tener un animal”.

Esta proximidad “permitirá a la Delegación de Asuntos Sociales abrir una línea de comunicación y trabajo con aquellas personas que quieran reinsertarse en la sociedad”. Además, “la ubicación no podía ser mejor ya que se establecerán sinergias con la asociación Calor en la Noche donde se ofrecen desayunos”.

González ha explicado que durante este año “habilitamos el centro de El Palillero durante los días de más frío del inviernos bajo la misma filosofía que abriremos el centro de baja exigencia. En esta experiencia piloto se registró un total de 457 estancias con una media de 9 personas por día, lo que nos augura unas buenas perspectiva de funcionamiento del nuevo centro”.

El alcalde ha señalado que en estos tres años se ha ido avanzando poco a poco “y en colaboración con la Mesa de Personas Sin Hogar que ha permitido mejorar la atención”. Es el caso por ejemplo, del Plan de Inclusión Social, “recientemente aprobado y que  tras 20 años sin ninguna directriz de trabajo, marca los objetivos principales para mejorar la calidad de vida de estas personas que carecen de recursos”. Además, “hemos habilitado la posibilidad de que se puedan empadronar en Cádiz por lo garantizamos su acceso a los recursos más básicos que están a su disposición”.

Durante la visita al centro, los técnicos han guiado al alcalde por el que será el nuevo centro de baja exigencia explicándole la distribución de las diferentes dependencias. Así en la planta baja, donde se concentra la mayoría de los trabajos, se ubicará una zona de recepción, sala de estar con comedor, un office, zona de lavandería, zona de duchas y aseos, taller y despachos mientras que la planta alta tendrá un despacho y una sala de reuniones.

Los trabajos se centran básicamente en la planta baja del edificio, además de hacer trabajos menores en las dependencias de planta alta y demoliciones de la distribución de los locales. Además de las instalaciones necesarias para la puesta en funcionamiento del centro, el proyecto incluye también la impermeabilización de cubiertas y la reparación estructural de los desperfectos existentes en forjado de cubierta y pórtico exterior bajo pasarela en calle Garaicoechea.

 

 

Cádiz, 19 de mayo de 2018