El alcalde subraya la necesidad de recuperar el arte flamenco de la ciudad

Cádiz, 20 de noviembre de 2015. El alcalde de Cádiz, José María González, ha subrayado hoy la necesidad de recuperar el arte flamenco de la ciudad y potenciarlo no sólo como un reclamo turístico sino como una industria cultural, un “flamenco digno” dirigido tanto a los gaditanos como a los foráneos. Así lo ha transmitido en el recibimiento que ha realizado hoy a más de una treintena de flamencos de Cádiz en el Salón de Plenos. Un encuentro en el que también han estado presentes la concejala de Cultura, Eva Tubío, el concejal de Urbanismo, Martín Vila, y los concejales Mercedes Colombo (PP), Victoria Rodríguez (PSOE) y Juan Manuel Dorao (Ciudadanos).

Los distintos representantes políticos han escuchado las principales demandas y obstáculos a los que se enfrentan los flamencos a la hora de poder hacer de su vocación artística su profesión tales como la falta de escenarios, mejorar la formación con ayuda para crear escuelas de flamenco o la falta de festivales de prestigios que den al flamenco de Cádiz su sitio.

José María González ha señalado que “contamos con lo más importantes que es el arte, vosotros” tras lo que ha destacado que existe todo un futuro por delante para recuperar o reconducir las relaciones del flamenco con el Ayuntamiento de Cádiz. “No digo que antes no se hiciera nada pero es evidente que hay mucho por mejorar y ese trabajo para por la creación de un centro de interpretación del flamenco en el que se imparta formación o historia del flamenco y pasa también por realizar una oferta digna en una infraestructura acorde como puede ser el centro de la Merced”.

González ha animado a los presentes a que se unan en sus peticiones y que trabajen conjuntamente con el Ayuntamiento “puesto que al igual que los cantes de Cádiz son de ida y vuelta, las relaciones entre nosotros deben serlo igual”.

Por su parte, la concejala de Cultura, Eva Tubío, ha destacado el primer paso que supone este encuentro para seguir trabajando de forma conjunta de cara a incluir sus peticiones en la programación cultural de la ciudad y en las propias políticas de cultura.