El Ayuntamiento de Cádiz refuerza el control del aforo del Mercado Central de Abastos

Cádiz, 17 de abril de 2020. El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la Policía Local, va a reforzar el control del aforo de los mercados de abastos de la ciudad en coordinación con la Asodemer, la asociación de detallistas del Mercado Central de Abastos y del Mercado Virgen del Rosario, para procurar el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social decretadas en el Estado de Alarma.

El concejal de Mercados, David Navarro, mantuvo este jueves una reunión con un representante de Asodemer como es Francisco Álvarez, y el intendente mayor, jefe en funciones de la Policía Local de Cádiz, Pablo Rey. En ese encuentro se determinó la necesidad de aforar el espacio del Mercado Central de Abastos en consonancia con las medidas sanitarias señaladas por el Ministerio de Sanidad para luchar contra la pandemia del Covid-19, toda vez que la asistencia a los mercados de abastos ha recuperado la normalidad de forma progresiva y la actividad en el Mercado Central de Abastos cada vez se asemeja más a la de una jornada de las previas al Estado de Alarma.

Las actividades comerciales y la apertura de establecimientos permitidos, como es el caso de los mercados de abastos de la ciudad, deben someterse a unas medidas genéricas entre las que se encuentran evitar aglomeraciones, mantener una distancia de seguridad mínima de un metro aumentada a dos metros, la prohibición del consumo de los productos en el establecimiento y la estricta permanencia en su interior para adquirir los productos.

El Mercado Central de Abastos tiene una capacidad total de 175 puestos, de los cuales 42 pertenecen al denominado ‘Rincón Gastronómico’ y 66 puestos se encuentran en el interior de la zona destinada fundamentalmente a la venta de pescado.

El Consistorio y los detallistas han acordado que Asodemer disponga un refuerzo de cuatro vigilantes de seguridad privada los viernes y sábados de 9:00 a 14:00 horas, y que los controles de aforo se realizarán en las puertas de Correos y Garaicoechea, así como en los dos accesos a la zona de venta de pescado.

El aforo máximo del Mercado Central de Abastos en este contexto del Estado de Alarma, teniendo en cuenta las recomendaciones y medidas referentes al distanciamiento social, se cifra en 466 personas. En concreto, se calcula un aforo máximo de 66 personas para la zona de venta de pescado –una persona por cada puesto- y otro de 400 personas para el resto del mercado, toda vez que son 133 puestos los que pueden dar suministro esencial y se establece un máximo de tres personas por puesto teniendo en cuenta que la anchura del pasillo ronda aproximadamente los cinco metros.

Asimismo, la Policía Local trasladará un total de 16 vallas para la canalización del público y, por su parte, Asodemer deberá proveer a los detallistas de unas credenciales o sistema que mejor considere de acceso a los mismos. La asociación de detallistas colocará carteles en las vallas donde se indique ‘Ayuntamiento de Cádiz. Control de aforo sanitario’. Las citadas instrucciones permanecerán vigentes hasta la finalización del Estado de Alarma. En el Mercado Virgen del Rosario la actividad aún no precisa de un control de aforo, si bien la situación se irá analizando diariamente por si se estima conveniente implementar en él las medidas que se van a adoptar en el Mercado Central de Abastos.

Cádiz, 17 de abril de 2020

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!