El Ayuntamiento se suma a la campaña de CEAR para “que cambien las reglas” para las personas refugiadas

Cádiz, 4 de agosto de 2021. El Ayuntamiento de Cádiz se ha sumado a la campaña de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) con motivo de la celebración de los juegos olímpicos de Tokio que busca concienciar sobre “las increíbles pruebas que deben superar las personas migrantes y refugiadas para llegar a Europa ante la falta de vías legales y seguras”. De esta manera, este miércoles se ha procedido a la colocación de una pancarta en el edificio municipal de El Palillero donde aparece una persona cruzando a nado el Estrecho bajo el lema “Natación en aguas abiertas. 14 Kilómetros. El premio no es una medalla, es salvar su vida”.

Hasta la plaza de El Palillero han acudido la portavoz del Equipo de Gobierno, Lorena Garrón, la concejala de Contratación y Enseñanza, Ana Fernández y la directora general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, Estrella Galán, quienes han denunciado la falta de vías legales y seguras que obliga a que miles de personas tengan que enfrentarse a retos heroicos que recuerdan a las pruebas olímpicas.

La portavoz del Equipo de Gobierno, Lorena Garrón, ha afirmado que “nos parece fundamental que se realicen este tipo de campañas en defensa de los derechos humanos de estas personas que se juegan la vida día a día en una frontera”. Garrón ha señalado que “Europa debería hacer una revisión seria sobre sus políticas de frontera, tal y como están pidiendo instituciones, asociaciones y colectivos, porque actualmente es inhumano cómo las personas migrantes refugiadas tienen que jugarse la vida para llegar a terreno seguro”.

La directora de CEAR, Estrella Galán, explicaba que, debido a la celebración en estos momentos de los Juegos Olímpicos de Tokio, “el mundo mira las hazañas de los deportistas olímpicos, mientras que en otras gestas en disciplinas tan terribles como la natación en aguas abiertas, el salto de valla con concertina, la marcha en el desierto, o la navegación en botes hinchables, que nunca se deberían haber producido, las personas migrantes y refugiadas se siguen jugando la vida debido a la cantidad de obstáculos a los que les somete Europa para ofrecerles protección”.

Desde CEAR apuntan que, solo en lo que llevamos de 2021, más de 1.300 personas murieron intentando llegar a Europa, más del doble que en 2020 en estas mismas fechas. Y el año pasado se perdieron cerca de mil vidas buscando alcanzar nuestro país.

A través de la iniciativa, la entidad quiere hacer llegar a las autoridades españolas, con el mayor apoyo social posible, tres propuestas: activar vías legales y seguras como el traslado de solicitantes de asilo desde embajadas y representaciones consulares, la concesión de visados humanitarios y la flexibilización de los requisitos de reagrupación familiar; el desembarco seguro y la posterior reubicación obligatoria y proporcional entre los países de la Unión Europea; y por último la no criminalización de la acción humanitaria en el Mediterráneo de acuerdo a las obligaciones de búsqueda y rescate que determina el derecho internacional. Desde CEAR animan a entrar en la web de la iniciativa y expresar el apoyo a “cambiar las reglas” y reclamar así “una política migratoria justa y valiente”, que no obligue a quienes buscan refugio en Europa a superar pruebas inhumanas cuyo único premio es no perder la vida.

Además de en Cádiz, la impactante imagen de un nadador tratando de salvar su vida puede verse ya en la fachada de lugares tan significativos como el Museo Thyssen, el Polideportivo Movistar Academy Magariños en Madrid, el Centro Cívico Las Sirenas en Sevilla o la Base de La Marina de Valencia, entre otros, cuyas instituciones se han querido sumar a la campaña de este modo.

 

Cádiz, a 4 de agosto de 2021