El Pleno aprobará una declaración institucional con motivo del Día Internacional del Orgullo LGTBIQ+

Cádiz, 24 de junio de 2021. El Pleno del Ayuntamiento de Cádiz aprobará este viernes una declaración institucional, respaldada por todos los partidos con representación municipal y el concejal no adscrito, con motivo del Día Internacional del Orgullo LGTBIQ+.  En el escrito se denuncia “el aumento de agresiones lgtbifóbicas, de las desigualdades y discriminaciones que el colectivo sufre por su orientación sexual, su identidad de género o ambas, especialmente quienes son más invisibles entre los invisibles: las trans, las lesbianas, las no binaries y aquellas que suman opresiones por su color de piel o lugar de procedencia, por tener discapacidad o por cualquiera de las múltiples opresiones y discriminaciones que nos atraviesan”.

La declaración pone de relieve “cómo en los últimos tiempos, los discursos de odio y las agresiones han aumentado, día tras día nos asalta una nueva agresión”. Según los datos del Observatorio Contra la Homofobia de Catalunya, las agresiones se han disparado un 20% más respecto al año anterior el pasado mes de mayo. La UE en sus últimos informes habla de una amenaza real para los derechos humanos ante el auge de los discursos de odio, que coloca en el centro de las agresiones especialmente a las personas trans. Son muchos los informes que hablan de ese aumento así como del incremento de incidencias durante el confinamiento, ya que no todas las casas son lugares seguros, y la crisis del Covid-19 ahonda en la precariedad y empuja a la exclusión a quienes ya estaban al borde de ella.

El documento subraya que “en 2014 las estadísticas nos situaban a la cabeza de las provincias por denuncias por delito de odio por lgtbifobia y, a pesar de que en 2016 la situación había mejorado, en 2018 un estudio provincial del colectivo LGTBIQ+ JereLesGay revelaba que el 80% de las personas LGTBIQ+ percibían que aún hay mucho que cambiar para vivir con libertad y ser visibles. El 35% manifestaba haber sido víctima de agresiones verbales. Una situación que, por desgracia, no ha cambiado, y que se agrava en aquellos colectivos más invisibilizados, como las personas trans”.

Según datos de 2018 de la FELGTB, de entre las personas trans el 31% fueron acosadas y 42% sufrieron negación al acceso laboral. Ese mismo año, 2018, la OMS despatologizaba la transexualidad, aunque “como bien sabemos aún nos queda mucho camino por recorrer por hacer de ese hito una realidad cotidiana”. Es, por tanto, subrayan, “una necesidad urgente avanzar en el proceso de la aprobación de la Ley Integral de Igualdad de Trato y la no Discriminación, actualmente en trámitación parlamentaria, así como el impulso mediante el acuerdo de una Ley LGTBI y Trans”.

A pesar de todos los avances, “aún hoy, en 2021, seguimos viendo cómo los derechos más básicos y fundamentales que tenemos como personas se vulneran por tener una orientación sexual distinta a la heterosexual o una identidad de género que no encaja en la norma de género patriarcal. Así, vemos cómo se cuestiona día a día los derechos humanos: el derecho a ser y existir, el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, el derecho a decidir cómo querer vivir nuestras vidas y con quién queremos vivirla y compartirla, e incluso el derecho a definir nuestra propia identidad y que los demás la reconozcan y respeten”.

Por todo ello, este 28 de junio, esta declaración institucional es “un compromiso en la defensa de los derechos humanos de todas las personas, frente a quienes pretenden extender su odio y ponen en riesgo los derechos humanos y libertades fundamentales que sostienen una sociedad democrática. La mejor forma de combatir el odio, es blindar los derechos y libertades sexuales, es convertirlos en una realidad día a día, visibilizando, denunciando, organizando, actuando y reivindicando, ganando espacios, conquistando y ampliando derechos”.

Como representantes e instituciones públicas, el documento compromete a “denunciar y actuar frente a los delitos de odio y agresiones lgtbifóbicas, a atender a la diversidad de realidades y necesidades del colectivo LGTBIQ+ con medidas específicas para cada uno de los colectivos que lo componen, a desarrollar actuaciones en colaboración con el ámbito educativo, sanitario y social para atender al colectivo de una forma integral y transversal, a defender la despatologización de las personas trans y sus derechos fundamentales como personas, en el marco de los derechos humanos; y a visibilizar, reconocer y apoyar el trabajo del movimiento LGTBIQ+, colaborando activamente con el tejido asociativo y colectivos de nuestro entorno”.

  Cádiz, a 24 de junio de 2021