La concejala de Asuntos Sociales se reúne con las trabajadoras para avanzar en un protocolo contra las agresiones

Cádiz, 24 de octubre de 2020. La concejala de Asuntos Sociales, Helena Fernández, ha mantenido una reunión con el personal de la delegación para avanzar de manera conjunta en la elaboración de un protocolo contra actitudes violentas, agresiones y/o faltas de respeto. La concejala ha explicado que “es importante escuchar a las trabajadoras que son las que sufren estas faltas en primera persona para analizar situaciones y problemas concretos en cada centro y así elaborar un protocolo, dentro del contexto legal, ajustado a las necesidades reales del servicio”. A la reunión han acudido personal de atención de servicios sociales, trabajo social, educación, psicología y administrativo de los centros Hermanas Mirabal, Barriada de la Paz, Isabel La Católica, La Laguna y Zaragoza.

Helena Fernández ha afirmado que “somos conscientes de la situación de vulnerabilidad que están atravesando muchas personas en la ciudad, una situación que se ha visto agravada por los efectos del Covid pero nunca pueden ser excusas de situación de conflicto y violencia. A esto sumamos que en una delegación tan delicada como es la de Asuntos Sociales, las medidas anticovid despersonaliza la atención de los y las profesionales ya que las mamparas pueden generar una barrera física que a veces se traduce en una barrera emocional lo que puede provocar sensaciones de frustración”.

La concejala ha señalado que hasta ahora “disponíamos de instrucciones generales pero creemos que es importante avanzar en este documento hasta elaborar un protocolo que potencie sobre todo el carácter preventivo, que incluya los derechos y deberes de las personas usuarias, una parte pedagógica e informativa sobre las funciones de los y las trabajadores y también un carácter sancionador para casos graves tal y como establece la ley de asuntos sociales y la normativa aplicable”.

Este protocolo actuaría frente a la violencia externa, es decir, a la ejercida por terceros –normalmente usuarios de los servicios– a los empleados públicos durante o como consecuencia del ejercicio de sus funciones legítimamente atribuidas, Helena Fernández ha explicado que se entenderá como violencia en el trabajo “faltas de respeto, exigencia de actuaciones que no son competencia, las agresiones físicas, las conductas verbales o físicas amenazantes, intimidatorias, abusivas y acosantes”. La concejala ha incidido en que “no se trata absolutamente de una representación del comportamiento de la ciudadanía sino de acciones puntuales para las que debemos estar preparados”

  Cádiz, a 24 de octubre de 2020

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!